Jesús Chairez recientemente fue a disfrutar una sopa de pollo en un café local en Ciudad de México y quedó sorprendido de encontrar una pata de pollo en el plato.