¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Singapur: ¿Es una ciudad o un país?

¿Es Singapur una ciudad o un país? Esta pregunta parece tonta dado que Singapur tiene reconocimiento global como un estado independiente. Pero para el Ministro de la Ley de Singapur, K. Shanmugam, Singapur debería se tratado como una ciudad. Este comentario provocó un debate en la blogósfera.

En su discurso durante una reunión de la Sección Internacional de la Asociación de Abogados del Estado de Nueva York, Shanmugam hizo la observación de que mucha gente está criticando el dominio de un único partido en la política de Singapur porque están comparando Singapur con otros países. Insistió en que Singapur debería ser considerado una ciudad.

“…nadie cuestiona si es que hay democracia en Nueva York… Es ahí donde la mayoría de las personas se equivocan. He tratado de explicar que somos diferentes. Somos una ciudad. No somos un país”.

Cavalierio acusó al Ministro de la Ley de “retorcer la lógica” para justificar el gobierno autoritario en Singapur:

Y ahora, por todos nuestros esfuerzos y sacrificios puestos en la creación de un bello país, nos dicen que después de todo no somos un país. Sonó vulgar; sonó como una reducción de la responsabilidad, como un abandono del deber.

Singapur, si no eres mi país, ¿cuál lo es?

La motivación de Shanmugam era menos noble: alegaba que el sistema político de Singapur no debería ser medido contra los criterios de un ‘país normal’, donde Singapur aparecería invariablemente como no democrático. Alegó en cambio que Singapur debería ser comparado con ‘ciudades’ como Chicago, San Francisco y la ciudad de Nueva York – ciudades que han tenido gobiernos de un único partido. Ciudades que son democráticas.

A veces cuando llegamos al meollo del asunto, encontramos que de nuevo es la vieja historia. La vieja historia de autoritarios gobernantes interesados que pretenden ser una democracia, retorciendo la lógica para que encaje en el poder propio.

Así que al final, las respuestas que la semana pasado brindó Shanmugam a sus invitados estadounidenses sobre nuestra prensa, nuestro poder judicial, nuestro sistema político fueron, en realidad, no respuestas. Las preguntas pertinentes explicadas convincentemente en un camuflaje de no respuestas racionales.

Rachel Zeng quiere que Shanmugam desarrolle su punto pues nunca pudo entender esa línea de pensamiento:

Personalmente, lo encuentro un poquito difícil de tragar. Si Singapur no es un país sino una ciudad, entonces de qué país es parte nuestra ciudad…

Bueno, no lo entiendo. Realmente apreciaría que nuestro querido K Shanmugam amablemente nos ilustre en esto, dado que ha pagado mucho para tener una participación en el gobierno de la ciudad de Singapur.

Comentando en este post, Anon aclaró que los críticos deberían leer primero la transcripción del discurso de Shanmugam para apreciar el contexto de su afirmación de que Singapur es una ciudad, no un país:

Lean la transcripción. Cuando dijo que Singapur es una ‘ciudad’ y no un ‘país’, estaba explicando por qué las elecciones en Singapur eran tan desiguales a pesar de tener elecciones libres y justas. Comparó Singapur con ciudades de EEUU, y cómo muchas ciudades en EEUU tenían un único partido que dominaba las elecciones durante décadas.

Aunque dijo que Singapur “no es un país”, ¡ciertamente no fue eso lo que quiso decir!

Clement Tan está decepcionado porque Shanmugam, líder de la nueva generación, diera un argumento tan controvertido como este:

Estoy muy fastidiado con lo que dijo el Ministro de la Ley de Singapur… Al menos con Lee Kuan Yew y los miembros de la vieja guardia sabía que esperar de ellos- que estuviera o no de acuerdo con ellos es otro tema. Pero con K. Shanmugan, parte de la generación más nueva de líderes políticos de Singapur, ni siquiera estoy seguro si en realidad cree, se relaciona y conoce aquello por lo que está luchando.

The Temasek Review desmenza las lagunas de los argumentos de Shanmugam:

¿Cometió el señor Shanmugam un “error honesto” o un resbalón freudiano? Si Singapur NO es un país, ¿somos entonces considerados todavía un estado soberano e independiente? ¿Entonces qué país tiene los derechos de soberanía de la ciudad de Singapur?

Singapur es único en el sentido de que es un país y una ciudad al mismo tiempo.

Como un importante ministro en el gabienete de Singapur, las palabras del señor Shanmugam tiene mucho peso.

¿Por qué los hombres de Singapur están sirviendo en el Servicio Nacional cuando están defendiendo solamente una ciudad y no a su país? ¿A quién reporta nuestro Primer Ministro? ¿Qué valor tiene nuestra rosada cédula de identidad? ¿Somos ciudadanos de un país o habitantes de una ciudad?

The Journey of a Decade cree que si, que Singapur es y siempre ha sido una ciudad:

No digan que lo digo… Esta oración parece haber molestado a unos cuantos en Singapur… Aclaremos esto… nadie dijo nada acerca de que Singapur sea un país. Siempre hemos sido una ciudad.

Siempre hemos sido una ciudad estado insular. Puedo entender cómo a menudo escuchamos cosas como defender el país, entre otras… no es exactamente correcto. Debería estar defendiendo la ciudad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.