¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Egipcias solteronas

Las descastadas de la sociedad egipcia -las solteronas- están alzando sus voces en un intento de cambiar la manera en que la sociedad las ve.

Khokha – la anónima autora de The daily diaries of a sinister spinister (Los diarios diarios de una solterona siniestra)- dice:

Hubo una época en que cada vez que abría la boca o expresaba una opinión, me miraban y decían “ah… si… ella es una solterona celosa”. ¡Ok! ¡Bien! Déjenme enseñarles el mundo a través de los ojos de esta soltera… sigan mi blog… los diarios diarios de una siniestra siniestra.

Abeer Soliman, escritora egipcia y autora de The Journal of a Spinster, escribió:

¿Por qué somos solteronas? Planteamos la pregunta y hay muchas opiniones seguidas por muchas más malas excusas. Cada una de nosotras entró en detalles de sus experiencias en la vida y nuestras suposiciones de por qué somos solteronas. Finalmente logramos forzar unos cuantos factores comunes que nos llevaron a nuestra “miserable” situación.
Independencia, éxito y cerebro fueron nuestro estigma pues vivimos en una sociedad donde la exitosa mujer independiente atrae y desafía al hombre; él la examina con tenacidad y difruta con estar con ella y alrededor de ella por lo que su rico personaje tiene por ofrecer. ¿Pero qué sigue?
¡Escapar! Sí, el típico hombre del Medio Oriente se intimida con un personaje así, que no le queda más opción que huir. Se pone peor si el hombre ya mencionado es educado y bien leído pues es la vícitma de una forma de esquizofrenia exclusiva del hombre egipcio o árabe que, debido a sus amplias lecturas y su exposición, es atraído hacia las mujeres como nosotras pero muy dentro sigue escondiendo el hombre Alfa que siempre tiene que tener la sartén por el mango, el mejor trabajo, el mayor ingreso, la visión más clara y que constantemente hace el papel de salvador, guía y consejero.

Por lo tanto, no somos adecuadas para nuestros hombres; todas somos mujeres con mucha opinión con una historia de luchas y logros. Dicho esto, solamente tiene sentido que después de la atracción, la fascinación, la ensoñación y los castillos de arena, esos hombres decidan que somos totalmente inadecuadas para ser esposas y nos dejen que enfrentemos nuestro destino como solteronas.

Ethat ElKatatney de Muslimah Media Watch escribió un elaborado post sobre el tema confesando que ella es una solterona de 21 años.

Sí, solterona a los 21. En mi país, aunque muchas muchas mujeres egipcias están retrasando casarse hasta que están entre los 25 y 30 años, la sociedad todavía las mira fijamente con crítica y desaprobación.

“Los hombres y las mujeres están hechos uno para el otro. Eres una solterona siniestra.”

“Mejor la sombra de un hombre que la de una pared.”

Ambos son proverbios árabes reiterados por madres, tías, abuelas y hasta amigas, donde la primera significa que las mujeres que no se casan son catalogadas como “solteronas”, y la segunda que cualquier hombre es mejor que ser solterona.

Odio la palabra solterona, como estoy segura que pasa con cualquier mujer. Definitivamente no es un equivalente femenino de solterón. Wikipedia nos dice que las solteronas tiene reputación de :

Frigidez sexual y emocional, lesbianismo, fealdad, desaliño, depresión, virtud moral austera y una devoción religiosa sobre piadosa.

Agradable. Y en Egipto, donde según las últimas estadísticas hay aproximadamente de 9 a 10 millones de solteronas mayores de 30 años, las mujeres no casadas son (alternativamente) rechazadas, estigmatizadas, burladas, motivos de chismes, compadecidas y a las que les se recuerda constantemente de lo que se están perdiendo.

Es por eso que el grupo de Facebook de Yomna Mokhtar, de 27 años, Spinsters*/ Old Maids for Change (Solteronas para el cambio) es una bocanada de aire fresco. Mokhtar es una periodista en Al Yom al-Sabe’, un periódico semanal en árabe, y armó el grupo en mayo del 2008. Cierto, no sé qué tan exitoso será un grupo de Facebook de 600 (y en aumento) tratando de cambiar la mentalidad de las “solteronas” egipcias, pero al menos es un esfuerzo. El grupo tiene un portavoz en los medios, un asesor social, un asesor religioso y un psicólogo. Impresionante.

Los temas de discusión en el grupo incluyen Cuándo la soltería es una opción, No usaremos hijab ni rezaremos oraciones [suplementarias de] taraweeh por el novio, Última lista de las exigencias del novio, etc.

*La palabra árabe usada , ‘Anis’ tiene varios significados en árabe, pero socialmente es entendido como solterona.

Ethar, periodista ella misma, estuvo al tanto de las respuestas de los medios al grupo de Yomna Mokhtar:

Los primeros artículos acerca del grupo fueron escritos en octubre, con pocos días de diferencia entre ellos en Al-Lawha Online y en Al-Arabiya (este último con cientos de fascinantes comentarios que ofrecen gran comprensión de la psiquis egipcia y una interesante elección de foto. Aunque me disgustó que Mokhtar dijera que está en contra de los matrimonios semiarreglados, que ella dice convierte a las mujeres en “mercadería barata”.)

Unos cuantos días después, un foro egipcio publicó una sesión de preguntas y respuestas con Mokhtar. Ella les dijo:

Mi objetivo es cambiar la imagen de la solterona en nuestra sociedad, animando a la mujer a no aislarse, y arraigando [en ella] la idea que hacer un mundo mejor no se da solamente a través del matrimonio y de tener bebés, sino en mejorar tu comunidad a través de las capacidades que Dios te dio.

Desafortunadamente, el cuestionario no era exactamente el mejor que he leído. El reportero (que resultaba ser un hombre) le preguntó: “¿Por qué tienes esas ideas negativas acerca de las solteronas?” (oye, no es ella, es Egipto), “¿por qué usas las palabras ‘para cambiar’, usadas por los movimientos políticos?” (¿teoría de la conspiración?), “tu movimiento se rebela en contra de la idea del matrimonio?” y la más exasperante de todas:

¿Por qué no tratas de cambiar la imagen de la solterona tratando de arreglar el comportamiento de algunas mujeres que han ayudado a darles a las solteronas un mal nombre?

Felizmente, ella le respondíó:

Tu pregunta encapsula exactamente la opinión de la sociedad hacia las mujeres cuya fecha de matrimonio se retrasó, que la ve como una chica con mala reputación, y este es el punto de vista contra el que estamos luchando. Sobre todo desde que muchas mujeres [no casadas] […] ostentan los grados académicos más altos y los cargos más altos. Pero no, la sociedad tiene envidia de su éxito y lo considera una forma de compensación por un matrimonio tardío.

Un par de días después, The Daily News Egypt escogió la historia de los medios en árabe. En el artículo, Mokhtar dijo que usó la etiqueta de ‘Solteronas’ en el título del grupo aunque ella está en contra de él, porque “es el término que usa el pueblo”.

También creo que usar una etiqueta diferente para las mujeres no casadas sería ignorar la realidad del término. Al usarlo, están tratando, de alguna pequeña manera, de “retirarlo”.

Dos semanas después de la aparición del artículo, la historia llegó a Los Angeles Times, donde el autor entrevistó a Mokhtar y planteó dos grandes puntos. Uno, que los hombres también se están uniendo al grupo de Facebook, y dos, que esta no es la primera vez que una mujer egipcia que discute los temas que rodean al matrimonio lo hace en línea, con la primera mujer que es autora del blog satírico quiero ser novia.

[Como que soy malintencionada acá, pero esta traducción del artículo de la declaración de la misión del grupo necesita trabajo en serio].

Después a mediados de diciembre, The Agence France-Presse escribió acerca del grupo, y finalmente lo lanzó a la esfera global. (acá la versión en inglés y las versión en francés).

El artículo fue bastante inclusivo, y particularmente me gustó el hecho que mencionó que el matrimonio es una obligación para todas las egipcias —cristianas y musulmanas por igual. El autor también entrevistó a un conocido sociólogo, que da a las opiniones de Mokhtar un valor agregado, y no deja que nadie desdeñe sus comentarios como si fueran los de una amargada solterona renegando. El autor también señaló que el grupo no está pidiendo el derecho de ser soltera ni cruzando ninguna “línea roja” de la sociedad.

(Aunque estoy segura que fue muy importante mencionar el hecho que Mokhtar estuviera con velo —ya saben, para probar que ella no es una de esas solteronas moralmente decadentes. Como lo fue agregar que los matrimonios islámicos masivos se realizan con el objetivo de prevenir comportamientos “desviados” (tales como homosexualidad y sexo prematrimonial), y no simplemente con el propósito de ayudar a los que no tienen fondos para casarse).

El mismo día se publicó otra entrevista en francés con Mokhtar en Lepetitjournal con el título Spinster Girls: Objects of Mockery (Chicas solteronas: objetos de burla). Mi francés está un poco oxidado, pero como periodista me encantó el titular:

¡O la la! ¡La pobre chica!! ¿Todavía no se ha casado? ¿Pero por qué? ¿Cuándo comenzará una familia? Se arriesga a vivir el resto de su vida sola, ¡pobre chica!

Y el comentario: “¡No casarse es un error imperdonable; negarse a casarse es un crimen sancionable!”

También era una entrevista de preguntas y respuestas, y Mokhtar explicó que Facebook no es suficiente para lo que el grupo quiere lograr. En el futuro, realizarán seminarios para sensibilizar y reuniones donde las solteronas pueden hablar acerca de sus experiencias a su familia en presencia de un psicólogo.

ElKatatney le dejó un mensaje a Mokhtar en Facebook y le preguntó qué pensaba de la cobertura de los medios hasta ese punto. Ella dijo:

Me gustó la cobertura occidental más que la árabe, de la que solamente me ocupé superficialmente. [Ha habido] otra cobertura en otros periódicos impresos como Al-Masa’ y Rose al-Youssef. Un reportero me preguntó si el rol del movimiento era mejorar el comportamiento de las mujeres no casadas que no se han casado debido a su mal comportamiento. Creo que el problema no es tanto de los medios de comunicación como del periodista. Un buen periodista, ya sea occidental u oriental, produce un buen artículo.

La solterona de 21 años concluye su post diciendo:

Me estoy sintiendo tan inspirada ahora. Mi nuevo título = solterona com poderes. Hmm, en realidad no está funcionando para mí. ¿Futura novia?

Publicado originalmente el 20 de diciembre del 2008

2 Comentarios

  • [...] No me lo creo, pero es lo que cuentan aquí (Egipcias solteronas): [...]

  • En mi ya larga carrera como psicóloga y sexóloga en Venezuela y con pacientes en países como EU he visto como el tema de la mujer soltera en contra de su voluntad tiene muchas más aristas de las que quisiéramos aceptar; muchas veces pareciera que muy en el fondo existe una intolerancia por parte de la mujer a compartir su vida con el hombre, a ceder su espacio tanto emocional como físico y espiritual porque siente que pierde su autonomía. En muchos de estos casos la trayectoria familiar indica que hay una larga historia de mujeres solas, la experiencia de fracaso de estas mujeres cercanas a ella la han dejado marcada y no quieren repetir el papel de la amante, de la traicionada o de la frágil que es continuamente maltratada y/o humillada. La interiorización de esos roles infames la hacen poner a la defensiva y a mirar al hombre como un posible esclavizador, lo cual no quiere decir que debamos aceptar un trato sumiso para poder ser felices en una relación de pareja que la sociedad a nivel mundial ha previsto desde tiempos inmemoriables como algo basado en la indefensión de la mujer y en la superioridad del hombre. Trabajar en la aceptación de estos roles para poder comprenderlos y enfrentarlos sin necesidad de morir en el intento constituye el reto de la época, en la que la liberación femenina mal encaminada nos ha hecho cargarnos de más responsabilidades al tiempo que gritamos que somos iguales sin serlo. La injusticia que cometemos nosotras contra nosotras mismas es algo de lo que no hablamos, sino experimentamos. Cuando pretendemos ser sexys aún en el mes octavo del embarazo en lugar de disfrutar de la maternidad, cuando avanzamos en edad y queremos seguir viéndonos de quince y por eso descalificamos a las chicas bonitas y simpáticas que nos rodean, cuando queremos continuar fragmentándonos en miles de roles y cumplirlos todos a la perfección siendo supermujeres, esa es la primera injusticia que cometemos, al igual que cuando criamos a nuestros hijos varones para que sean la copia fiel de su padre y el legítimo heredero de las tradiciones que dividen el trabajo doméstico en masculino y femenino, haciendo imposible que un chico levante su plato y lo lave al terminar de comer o que haga su cama, lave su ropa sin sentirse disminuido en su masculinidad; otras veces pareciera que las mujeres solteras en contra de su voluntad envían el mensaje equivocado, piden compañía y dejan en claro que solo necesitan un hombre que disfrute con ellas, haciéndo tanto énfasis en sus destrezas de una manera que colinda con la autosuficiencia. Creo que si desde el inicio se ve en el otro un competidor es muy difícil hacer pareja; otra situación es que lo que se describe como un problema del hombre egipcio o árabe no es sino la manifestación de un temor a no estar a la altura por parte del hombre en esta época en la que la mujer se ha superado tanto que su condición de protector para el cual fue educado se siente como algo caduco. Esto hace que no sepa cómo cortejar, permanecer y convivir con una mujer cuyos roles pueden ser tan efectivos como amplios, por lo que llega a sentirse en situación de minusvalía ante una chica o mujer que pareciera no necesitarlo en su vida; recordemos que nosotras podemos hablar ad infinitum de nuestros problemas emocionales y que ellos, los hombres, no soportan esas larguísimas diatribas que solo podemos compartir con nuestras amigas porque al fin y al cabo somos diferentes y quizás, sin afán de exhibicionismo, seamos el sexo más fuerte en un cierto sentido; sin los hombres nuestro mundo sería menos estable, ellos son nuestro complemento, y por eso creo que las mujeres solteras no deben verlos como sus machos alpha dominantes a menos que estén dispuestas a sacarle partido y ventaja a esa actitud, aprovechando su fuerza y determinación para la acción y sensibilizándolos hacia la identificación de sus emociones sin castrarlos ni feminizarlos, que es parte del problema con el cual tendrán que lidiar las próximas generaciones: la proliferación acentuada por una cultura que exige igualdad al estilo occidental siguiendo el modelo de producción capitalista, un mundo estéril de mujeres alpha y hombres con el rabo entre las piernas. Las generaciones más jóvenes han sido más inteligentes en nuestros países latinoamericanos que nosotras, quienes las precedimos: a punta de exigirles y creer en ellos están logrando sensibilizar a sus hombres y con ello recuperan espacios públicos, hacen de ellos mejores padres y logran tener mejores amantes. Mi comentario: no caigan las mujeres de Egipto o las árabes en la trampa de creer que existen naciones donde el problema hombre-mujer está resuelto. Si nos enfocamos en el tema del poder estamos perdidas, si lo desviamos hacia la aceptación de la virilidad y la feminidad como algo real, subyacente a todas las culturas, podríamos echar hacia adelante y tener un mundo mejor, ni matriarcado ni patriarcado equivocados, sino convivencia en términos de aceptación de límites de cada género para poder superar los problemas entre género.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.