¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Singapur: Infame anuncio de Burger King

En Singapur, Burger King tiene un nuevo sandwich, que se llama “Súper Siete Pulgadas”. Para promocionar el nuevo producto, una agencia publicitaria produjo un anuncio exterior que ahora está recibiendo mucha atención y críticas alrededor del mundo.

El anuncio ha sido criticado por su uso de códigos sexuales para vender el producto. Lean el texto completo del anuncio:

Llena tu deseo con algo largo, jugoso y hecho a la parrilla con el NUEVO SÚPER SIETE PULGADAS DE BK. Anhela más después de probar la alucinante hamburguesa que viene con una porción de carne de res, queso americano, crocantes cebollas y la Gruesa y Abundante Salsa de Carne A1.

El anuncio estará en cartel hasta finales de mes. Dan Mitchell reacciona al anuncio:

Ahí hay dos “golpes”. Agradable. El sandwich (en sí mismo una obscenidad), untado con mayonesa poco naturalmente ultra-blanca, está flotando en el aire directamente frente al perfil perturbadoramente pálido de una mujer joven, con la boca abierta que parece estar muerta de miedo de la viril carne. ¡Sexy!

So good agrega:

Cuando digo “caliente”, “sustancioso” y “7 pulgadas”, ¿en qué piensas? Bueno, no eres el único. Lo mismo pasó con las mentes detrás de esta nueva campaña, que aparentemente no podían resistir la idea/imágenes de una mujer chupando un gigantesco trozo de carne de 7 pulgadas. Por si no hubieras captado la sutileza de la idea, decidieron golpearte la cabeza con esto.

Garr’s posterous escribe que el anuncio es estúpido e insultante:

En su sitio web, mencionan quién es su objetivo: “En Singapur, la brillante y vibrante decoración al-estilo-americano ha hecho de nuestros restaurantes el lugar de encuentro favorito para la gente joven, incluidos estudiantes universitarios y profesionales que trabajan”. OK, así que no son familias ni niños chicos (supongo), pero este anuncio sigue siendo insultante para los adolescentes y profesionales jóvenes. ¿Dónde está el respeto para tu cliente? Incluso dejando de lado la objetificación de la mujer en el anuncio, este aviso es deficiente simplemente porque es tan, bueno, estúpido… no es inteligente. ¿Esto es Burger King? ¿De verdad? ¿A quién se le pudo ocurrir en Burger King que esto sería una buena idea?

Esta no es la primera vez que se cita un aviso de Burger King por su uso de temas sexuales. Estuvo el aviso de nalgas cuadradas para promocionar comidas para niños, y un aviso que exhortaba al cliente a “complacerse“, un BK King sin camisa, y un aviso que llamaba a un producto con un término en jerga que designa la foto de una vagina.

Burger King emitió este comunicado en referencia al aviso de Singapur:

“Burger King Corporation valora y respeta a todos sus invitados. Este comercial está saliendo para apoyar una promición limitada en el mercado de Singapur y no está saliendo en EEUU ni en ningún otro mercado. Fue producido por una agencia que funciona en Singapur y no por la agencia de publicidad de BKC de EEUU, Crispin Porter and Bogusky.”

Lissa tiene un mensaje para Burger King:

Entiendo que este aviso está saliendo solamente en un mercado limitado (Singapur). Aplaudo su pizca de sentido común que los ha hecho extenderse por todo el mundo. Dicho esto — Miren, hay una cosita que se llama Internet. Nos permite comunicarnos con personas en todo el mundo — ¡wow! Así que les recomiendo que se abstegan de sacar avisos como este.

3 Comentarios

  • [...] Fuente [...]

  • ABEL REYES TELLEZ

    BREVE BIOGRAFIA DE ADOLF HITLER

    Adolf Hitler (* Braunau am Inn, Imperio Austrohúngaro; 20 de abril de 1889 – † Berlín, Alemania; 30 de abril de 1945) fue un militar y político alemán de origen austriaco, líder, ideólogo y fundador del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores Político alemán de origen austriaco. De niño demostró una gran inteligencia, así como un carácter obstinado. En 1905 Adolf Hitler abandonó la escuela secundaria para ir a Viena, con la intención de ingresar en la Academia de Artes y convertirse en pintor; rechazado en el examen de ingreso, decidió Hitler no regresar a Linz, donde vivía su madre,

    Como niño, Hitler dijo que era azotado a menudo por su padre. Años más tarde le dijo a su secretaria: “Entonces tomé la decisión de no llorar nunca más cuando mi padre me azotaba. Unos pocos días después tuve la oportunidad de poner a prueba mi voluntad. Mi madre, asustada, se escondió en frente de la puerta. En cuanto a mí, conté silenciosamente los golpes del palo que azotaba mi trasero.”[8]

    La familia de Hitler se mudó a menudo, de Braunau am Inn a Passau, Lambach, Leonding y Linz. El joven Hitler fue un buen estudiante en primaria. Pero en sexto, en su primer año de enseñanza secundaria (Realschule) en Linz, fue suspendido y tuvo que repetir el curso. Sus profesores dijeron que no tenía “deseos de trabajar”. No obstante, quedó cautivado por las lecturas pangermánicas del profesor Leopold Poetsch, quien influyó notablemente en la mente del joven. En Mein Kampf, Hitler concluyó que su bajo desempeño en la educación fue una rebelión contra su padre, que quería que su hijo siguiera una carrera como agente de aduanas; en cambio, Hitler quería convertirse en pintor. Esta explicación se sostiene aún más por la posterior descripción de Hitler de él mismo como un artista incomprendido. Sin embargo, Alois Hitler deseaba que su hijo llegara a ser funcionario como él, empleo del que se sentía muy orgulloso y al que había llegado prácticamente sin una base académica. Pero al joven Hitler ese futuro no le seducía en absoluto, ya que estaba demasiado alejado de su objetivo, las artes. No obstante, después de la muerte de Alois el 3 de enero de 1903, el trabajo escolar de Hitler no mejoró. A la edad de 16 años, Hitler abandonó la educación secundaria sin un título.
    La estancia en la capital del Imperio Austrohúngaro marcó profundamente su vida y su pensamiento, al ponerlo en contacto con los círculos pangermanistas y antisemitas de esa ciudad. En 1913 Adolf Hitler marchó a Munich, donde se hallaba al inicio de la Primera Guerra Mundial. Se alistó en el ejército alemán y se distinguió en acción en el frente occidental, lo que le valió la Cruz de Hierro de Primera Clase.
    Al inicio de la Primera Guerra Mundial (1914) decidió alistarse como voluntario en el ejército alemán. Realizó su servicio en Francia y Bélgica como mensajero del 16° Regimiento de Infantería Bávara de Reserva, que lo expuso al fuego enemigo. También aprovechó para dibujar algunas historietas y dibujos de instrucción para el periódico del ejército. Fue ascendido al rango de cabo y condecorado en varias ocasiones por su valor en combate, destacando especialmente la consecución de la Cruz de Hierro de segunda clase el 2 de diciembre de 1914, y la Cruz de Hierro, primera clase, el 4 de agosto de 1918, un honor raras veces dado a un soldado de tan baja graduación (ya que aún no era ciudadano alemán, no fue promovido más allá del grado de cabo). En octubre de 1916, en el norte de Francia, Hitler fue herido en la pierna, regresando al frente en marzo de 1917.

    El 15 de octubre de 1918, poco antes del final de guerra, Hitler fue trasladado a un hospital de campaña, donde quedó temporalmente ciego por un ataque con gases tóxicos. Una investigación realizada por Bernhard Horstmann indica que su ceguera pudo haber sido resultado de una reacción histérica a la derrota alemana. Hitler expresó metafóricamente que durante aquella experiencia, al quitarse la venda que cubría sus ojos, fue cuando descubrió que el objetivo de su vida era lograr la salvación de Alemania. Mientras, fue tratado por un médico militar y un especialista en psiquiatría, que, según se informa, diagnosticó al cabo como «incompetente para comandar gente» y «peligrosamente psicótico». Su comandante declaró: «¡Nunca promoveré a este histérico!». Sin embargo, el historiador Sebastian Haffner, refiriéndose a la experiencia de Hitler en el frente, sugiere que por lo menos tuvo algún tipo de entendimiento con los militares.

    Luego de ser dado de alta y finalizada la guerra, se dedicó en Munich a dar charlas de adoctrinamiento a ex combatientes. Sus discursos eran netamente antipacifistas y antisocialistas. Observó con detenimiento las doctrinas de los partidos políticos en auge en aquellos momentos. Los que llamaron su atención fueron el Partido Social Demócrata Austriaco, el Partido Social Austriaco y el Partido Obrero Alemán.

    El 12 de Septiembre de 1919, Hitler participó por primera vez en una reunión del Partido Obrero Alemán y a los dos días se afilió. En Abril de 1920 se retiró del ejército y se dedicó de lleno a la labor de propaganda dentro del partido, que en ese mismo mes, le fue cambiado el nombre a Partido Obrero Nacionalsocialista o Partido Nazi. Obtuvo el apoyo del Ejército y en especial de Ernst Rohm, ex oficial de la Wermarch y jefe de Hitler, debido a que el militar había desempeñado un cargo político dentro de la institución armada.

    Hitler tomó de los Socialdemócratas la idea de partido y los métodos de propaganda de masas. De los Nacionalistas alemanes adoptó el nacionalismo extremo, el antisemitismo y el antisocialismo. De los socialcristianos la idea de la compensación profunda y el bienestar del pueblo.

    En Noviembre de 1923, sintiéndose con la fuerza y autoridad necesaria dentro del partido, intentó tomar Munich, contando con el visto bueno del General Ludendorff, lo que podía garantizar, no el apoyo total, pero al menos la complacencia del ejército. Logró reunir a tres mil miembros de las SA, pero el golpe fracasó. Fue disuelto por la policía y Hitler fue condenado a cinco años de cárcel. Durante su estadía en prisión escribió su libro “Mein Kampf” (Mi Lucha). Seis meses después obtuvo la libertad condicional.

    Durante los siguientes cinco años, Alemania empezó a salir de la depresión, la clase obrera se repuso, pero la pequeña burguesía fue severamente afectada por la crisis económica. Hitler que había aprendido de su error de 1923, cambió la orientación del Partido y se dedicó a cortejar a esta clase social. Además llegó a la conclusión de que el ejército sería fiel a quien estuviera en el poder y concentró sus esfuerzos para tomar el gobierno por métodos legales.

    Para lograr sus propósitos debía engrandecer el partido. Para 1923 el Partido Nacionalsocialista contaba con 27.000 miembros y cinco años después 108.000. Para las elecciones de ese año de 1928, obtuvo 800.000 votos, con los cuales consiguió 12 escaños en el Parlamento de 491 diputados. En 1929 el Partido Nacionalsocialista contaba con 178.000 miembros, año en que se inició la gran crisis económica, que terminó por completar la ruina de la economía alemana.

    No hay que olvidar que el Führer hizo uso del poder que le daba su constitución para actuar como jefe de las Fuerzas Armadas (Wehrmach) y organizar un Alto Mando de las Fuerzas Armadas sobre el que mandaba. Hitler logró la unión con Austria (Anschluss) y la adquisición de los Sudetes, lo cual fue admitido por las democracias occidentales en la conferencia de Munich (1938), negociaciones que fueron objeto de muchas críticas por parte de los países europeos, especialmente dirigidas a Chamberlain, primer ministro británico. El siguiente paso, la ocupación del llamado corredor de Dantzig, fue el acontecimiento que provocó la Segunda Guerra Mundial.

    Los primeros campos de concentración en Alemania fueron creados poco después del nombramiento de Hitler como canciller en enero de 1933.
    El campo de Dachau fue el único campo de concentración creado en 1933 y permaneció en activo hasta 1945.
    Para 1939 ya había seis grandes campos de concentración. Además del campo de Dachau, se crearon Sachsenhausen (1936), Buchenwald (1937), Flossenbuerg (1938), Mauthausen (1938), y Ravensbrueck (1939).Estos campos nazis fueron creados exclusivamente para el asesinato en masa de judíos. De hecho, más de tres millones de judíos fueron asesinados en los campos de exterminio, mediante el gas o el fusilamiento.
    El primero de estos campos se creó fue Chelmno en 1941 en la parte de Polonia anexada a Alemania.
    Dos años después, más de millón y medio de judíos habían sido asesinados.
    El campo de exterminio más grande era el de Auschwitz-Birkenau en Polonia, que para la primavera de 1943 ya funcionaba con cuatro cámaras de gas, llegando a matar hasta ocho mil judíos cada día.

    En el caso alemán, los términos del tratado de Versalles exigían la desmilitarización del país, lo que hizo que se deshicieran del armamento antiguo; por ello, cuando Hitler vio en el ejército y la industria de guerra el medio para incentivar la producción, absorber el paro y favorecer su política anexionista, orientó la política económica de Alemania hacia la producción de armas modernas, especialmente tanques y aviación. Aunque desechó la fabricación de portaaviones y otros barcos de superficie, construyó una enorme flota de submarinos. No hay que olvidar que Alemania contaba con un gran desarrollo económico y un importante potencial técnico, tanto en la metalurgia como en la industria química y eléctrica, de gran aplicación en la industria de guerra. Sin embargo, el punto débil de Alemania y decisivo en el desarrollo de la guerra fue su falta de ciertas materias primas indispensables, entre otras, el hierro.

    Una vez que Alemania firmó el pacto de no-agresión con la URSS de Stalin, Hitler se vio con fuerzas para continuar con su política expansionista, anexionándose el corredor de Dantzig que separaba los territorios de Prusia del resto de Alemania. Tras esta invasión del territorio polaco (septiembre de 1939), Alemania ocupó Posnania, la Alta Silesia y, más tarde, el resto del territorio polaco.

    En esta invasión se llevó a cabo un nuevo sistema táctico conocido a partir de entonces como Guerra relámpago: en ella se empleaban importantes recursos armamentísticos, sobre todo divisiones de tanques, que impedían una respuesta rápida y efectiva del enemigo. Entretanto, la URSS, de acuerdo con una cláusula secreta del tratado germano-soviético, ocupó la zona oriental de Polonia, territorio que había pertenecido a la Rusia zarista.

    Tras la ocupación de Polonia, Alemania recibió un ultimátum de Francia y Gran Bretaña. En el tratado de Munich sobre la cuestión de los Sudetes se habían comprometido a defender a los polacos de una agresión similar, la cual era previsible según el programa político nazi. Al no aceptarlo Alemania, los aliados le declararon la guerra. En ese momento, yendo más allá del pacto con Alemania, Rusia comenzó la ocupación de los territorios del Báltico y Finlandia, con gran recelo por parte de Hitler.

    Alemania, antes de comenzar la guerra y pensando en los efectos de un bloqueo similar al llevado a cabo por los aliados durante la Primera Guerra Mundial, se afanó en fomentar la autarquía económica (autosuficiencia y poca dependencia del exterior). Pero no podía crear todos los productos por sustitución y, por ejemplo, el hierro era un material imprescindible para su industria de guerra. Dependía del hierro escandinavo, por lo que comenzó la ocupación de Dinamarca y Noruega a partir de 1940, al mismo tiempo que se iniciaba la campaña occidental: invadió Francia a través de Bélgica y Holanda, haciendo inútil la línea defensiva francesa (línea Maginot), pues la acción se llevaba a cabo mediante una maniobra envolvente con uso masivo de divisiones de tanques (Panzer) y unidades especializadas como la aviación (Lufftwaffe) y paracaidistas que destruían puntos claves.

    Hitler estuvo a cargo de una de las mayores expansiones de la producción industrial y la mejora civil como nunca se había visto en Alemania, en su mayoría sobre la base de la deuda de flotación y el rearme. Durante un discurso de la Organización de las Mujeres Nacional Socialistas en septiembre de 1934, Adolf Hitler argumentó que para la mujer alemana su mundo era “su marido, su familia, sus hijos, y su casa.”

    Esta política fue reforzada al instaurar la Cruz de Honor de la Madre Alemana, junto con incentivos económicos para la mujer que tuviera cuatro o más hijos. La tasa de desempleo se redujo sustancialmente, en su mayoría a través de la producción de armas, construcciones de obras civiles (Organización Todt) y el envío de la mujer a casa, para que los hombres pudieran ocupar sus puestos de trabajo. En vista de esto, se llegó a afirmar que la economía alemana logró emplear a todos, al menos según la propaganda de la época. Gran parte del financiamiento para la reconstrucción y el rearme vino de la manipulación de la moneda por Hjalmar Schacht, incluyendo los créditos a través de las cuentas mefo. Los efectos negativos de esta inflación se compensaron durante los años siguientes por la adquisición de oro de las tesorerías de las naciones anexadas.

    Tras el ascenso de Hitler al poder el 30 de enero de 1933, Goering es ascendido a ministro del interior (en la región de Prusia), jefe de la policía prusiana y Gestapo y comisionado para la aviación alemana. Consiguió instalar un terror demoledor en toda Alemania y Prusia gracias a la unión con Himmler y Heydrich los cuales crearon los campos de concentración y de trabajos forzados. Con esto eran capaces de eliminar a todos los opositores de la dictadura hitleriana de una forma aplastante.

    En marzo de 1935 Goering es ascendido al rango de comandante de la Luftwaffe y, junto con Udet y Milch, son los encargados de relanzar la industra alemana y el entrenamiento de los nuevos pilotos de guerra. En 1936 se le otorga el poder sobre la economía germana (época que coincide con un aumento exagerado de su fortuna).

    Este hecho fomentó que Göring utilizase su poder para satisfacciones propias entre las que se encontraban las joyas, obras de artes, un palacio… . Pero esto no fue suficiente para que el pueblo alemán le diese la espalda ya que veía en Hermann Goering al héroe de guerra y no a un político corrupto.

    En febrero de 1938, Goering ordenó la eliminación de los generalos Von Fritsch y Von Blomberg y, en noviembre del 1939 tras la Noche de los Cristales, ordenó la expulsión de la sociedad judía de la economía alemana. Esto se tradujo en la expulsión de colegios, parques, bosques…. No saciada su venganza contra la comunidad judía, Goering advirtió que si alguien le declaraba la guerra a Alemania la sociedad judía sufriría las consecuencias.

    Todos estos hechos dispararon la influencia de Goering dentro del partido (más aún) por lo que el 30 de agosto de 1939 es nombrado presidente del consejo de Reich para la defensa nacional. Además de esto, el propio Hitler lo nombró como su digno sucesor el 1 de septiembre de ese mismo año. Como comandante en jefe de la Luftwaffe condujo las tropas alemanas en las campañas de Polonia y Francia lo que le permitió ascender al grado de Mariscal del Reich el 19 de junio de 1939.

    Hitler también estuvo a cargo de una de las más grandes campañas de mejora de la infraestructura en la historia alemana, con la construcción de decenas de represas, autopistas, ferrocarriles, y otras obras civiles. Hitler insistió en la importancia de la vida familiar: los hombres debían ser el “sostén de la familia”, mientras que las prioridades de la mujeres debían ser la educación de los hijos y las tareas domésticas. Esta revitalización de la industria y la infraestructura se produjo a expensas del nivel general de vida, al menos para los que no fueron afectados por el desempleo crónico después de la República de Weimar, ya que los salarios se redujeron ligeramente durante la Segunda Guerra Mundial y se aumentó en un 25% costo promedio de vida. Los obreros y los agricultores, los votantes frecuentes del NSDAP, sin embargo, registraron un aumento en su nivel de vida

    Creó el Pacto de Acero primero con Italia y después El Eje, con Italia y Japón. Hizo desaparecer a Checoslovaquia, inventó del Tratado de Varsovia, haciendo renacer a Eslovaquia y devolvió las fronteras de los países centroeuropeos a un estatus similar al que tenían antes de la Primera Guerra Mundial. Inició la Segunda Guerra Mundial al invadir Polonia y repartírsela con la Unión Soviética mediante un pacto secreto. Invadió Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo. Luego hizo lo propio con Dinamarca, Noruega y la Unión Soviética.

    El 22 de junio de 1941, aún sin doblegar a Inglaterra, tres millones de soldados alemanes atacaron la Unión Soviética, rompiendo el pacto de no agresión que Hitler había firmado con Stalin dos años antes. Esta invasión, llamada Operación Barbarroja, cuya duración se estimaba en unos pocos meses, incautó grandes cantidades de territorio, incluidos los Estados Bálticos, Bielorrusia, y Ucrania. También rodearon y destruyeron muchas fuerzas soviéticas. Pero los alemanes debido al atraso de cuatro meses por las operaciones en Grecia y Yugoeslavia, no consiguieron llegar a Moscú en diciembre de 1941 por la llegada anticipada del invierno ruso con temperaturas de hasta -50°C (el más duro en 50 años) unido a la feroz resistencia soviética reforzadas con tropas siberianas especialmente adaptadas a condiciones extremas del entonces general Zhukov. La invasión no había logrado el triunfo rápido que Hitler quería.

    Cuales eran las armas intimidatorias de las que hacia uso Hitler para anular a todos sus oponentes???. Básicamente hacía uso de las cárceles y campos de concentración para dicho fin aunque Hitler creó la Gestapo (su policia secreta) con el fin de obtener un control absoluto sobre el pueblo. El desarrollo de la industría dedicada a la guerra consiguió eliminar el desempleo lo que convenció al pueblo de que Hitler era el mejor candidato posible para sacar a Alemania de las crisis internas. La verdad intención de Hitler con este hecho no fue otro que utilizar al pueblo como la mayor arma para aumentar su poder por toda Europa.

    Una vez conseguido todo el apoyo del pueblo alemán (al que Hitler consideraba una raza superior y, por tanto, tenía derecho a exterminar a las otras razas como la judía que fue la gran perseguida) Hitler comenzó el rearme del ejército teutón en 1935 (acción que iba en contra del Tratado de Versalles que puso fin a la I Guerra Mundial con una Alemania derrotada). Invadió la región de Renania en 1936 y consiguió la fusión de Austria y los sudetes en 1938.

    En 1934 Hitler pasaba por unos serios problemas para poder controlar a Röhm y sus fieles SA. Himmler decidió actuar y aliándose con Hermann Goering (creador de la Geheime Staatspolizei o Gestapo en Prusia) se convierte en el jefe de la policía política de toda Alemania. Como consecuencia de dicha unión Himmler decide, el 28 de Junio de 1934, enviar a sus SS durante la Noche de los cuchillos largos (período de dos dias) en el cual se asesinaron más de 200 personas vinculadas con las SA. Elimindas las SA, Hitler y Himmler no disponian de ningún opositor.

    Dicha eliminación produjo el ascenso de Himmler como jefe de todas las fuerzas policiales. Durante este mandanto desarrolló un programa de exterminio sobre la población judía y de todo aquel que se atreviese a oponerse a Adolf Hitler. Tal era el pánico instalado por Himmler en toda Alemania que Hitler premió a Himmler con el nombramiento de ministro del interior en 1943 y jefe de las fuerzas armadas que estaban dentro del país en 1944. En 1945 Heinrich Himmler es hecho prisionero por el ejército británico el cual pretendía juzgarlo por crimenes de guerra pero dicho acto nunca se produjo ya que Himmler decidió acabar con su vida antes de ser juzgados.

    Hitler firmó la declaración de guerra contra los Estados Unidos el 11 de diciembre de 1941, cuatro días después del del ataque del Imperio del Japón a Pearl Harbor, Hawái, muchos historiadores y revisionistas consideran este paso un grave error táctico y político, pues logra así en su contra, una coalición que incluía el imperio más grande del mundo (el Imperio británico), el más grande del mundo industrial y financiero (los Estados Unidos), y el ejército más grande del mundo (la Unión Soviética).

    La ofensiva llamada Crusander obliga a Rommel, el 18 de noviembre de 1941, a retirarse hasta El Aghelia en Libia. Heridoen su honor, en enero de 1942 Rommel decide lanzar una nueva ofensiva y obliga a los ingleses a retirarse hasta la línea de Gazala.Una nueva condecoración se le es concedida otorgándosele la Cruz de Caballero con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes. Dicha condecoración colocaba a Erwin Rommel al nivel más elevado de los mandatarios del ejército alemán. El 26 de Junio logra hacer retroceder nuevamente al ejército británico hacia Egipto capturando El Alamein localidad muy próximo a Alejandría. En este momento Rommel se ve obligado a parar la ofensiva debido a la precaria situación de abastecimiento tanto militar como alimenticia de la que diponía su división.Debidos a unos problemas de salud Rommel es obligado a regresa a Berlín para ser tratado.Aprovechando este momento, en Octubre de 1942 los ingleses vuelven contraatacar destruyendo las fuerzas alemanas y los anglo-americanos inician la Operación Torch. Esta operación se dividia en la ofensiva simultánea de ambos ejércitos por lo que obligan a Rommel a un replegamiento intensivo. Dicho replegamiento provoca en febrero de 1943 el lanzamiento de la última ofensiva en el norte de Africa.
    A finales de 1942, las fuerzas alemanas fueron derrotadas en la Segunda Batalla de El Alamein, frustrando los planes de Hitler para aprovechar el Canal de Suez y el Oriente Medio. En febrero de 1943, la titánica batalla de Stalingrado acabó con el cerco y la destrucción del 6 º Ejército alemán. Poco después llegó la gigantesca Batalla de Kursk (1.300.000 rusos, 3.600 tanques, 20.000 piezas de artillería y 2.400 aviones, frente a 900.000 alemanes, 2.700 tanques, 2.000 aviones).

    Desde Stalingrado, el plan militar de Hitler se volvió cada vez más errático, los rusos comenzaron a avanzar obligando a la retirada de fuerzas alemanas extenuadas y la situación económica interna en Alemania se deterioró.

    Negando a reconocer la caída alemana Hitler seguía con su plan de exterminio de razas inferiores. Este plan era un importante derroche de dinero pues debían de transportar a millones de prisioneros judíos a los campos de concentración lo cual repercutía económicamente en las posibilidades alemanas en la guerra.

    incluidos cerca de seis millones de Judíos, [48] en los campos de concentración, los guetos y las ejecuciones en masa y a través de otros métodos como los experimentos médicos. Además de ser gaseados hasta la muerte y muchos de ellos murieron como consecuencia de la hambruna y la enfermedad mientras trabajaban como esclavos (a veces en beneficio de las empresas privadas alemanas en el proceso, debido al bajo costo de esa mano de obra). Junto con los Judíos fueron asesinados polacos no judíos (más de tres millones de víctimas), los comunistas o supuesta oposición política, miembros de grupos de resistencia, católicos y protestante opositores, los homosexuales, los gitanos, los minusválidos físicos y retrasados mentales, prisioneros de guerra soviéticos (posiblemente el mayor número, cercano a los tres millones), testigos de Jehová, clero anti-nazi, sindicalistas, y pacientes psiquiátricos. Uno de los mayores centros de asesinato en masa fue el complejo-campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Hitler nunca visitó los campos de concentración y no habló en público sobre las muertes en términos precisos.

    Las matanzas que llevaron al Holocausto (La “Solución Final de la Cuestión Judía” o Endlösung der Judenfrage) fueron planificadas y ordenadas por líderes nazis, con Himmler jugando un papel clave. Si bien no se ha hallado la orden concreta de Hitler autorizando el asesinato en masa de los judíos, existe documentación que demuestra que aprobó los Einsatzgruppen, escuadrones de muerte que siguieron al ejército alemán a través de Polonia y Rusia, y que se le mantuvo bien informado acerca de sus actividades. La evidencia también sugiere que en el otoño de 1941, Hitler y Himmler decidieron el exterminio en masa por medio de gases. Durante los interrogatorios por oficiales de inteligencia soviéticos, desclasificados más de cincuenta años después, el valet Heinz Linge y el ayudante militar Otto Gunsche oyeron decir a Hitler que había “poros de más en los primeros planos de las cámaras de gas.”

    Después de la invasión aliada de Italia (Operación Husky) ,en 1943, el aliado de Hitler, Mussolini, fue depuesto por Pietro Badoglio, que se rindió a los Aliados. A lo largo de 1943 y 1944, la Unión Soviética constantemente forzó a los ejércitos de Hitler a retroceder a lo largo del Frente Oriental. El 6 de junio de 1944, los ejércitos occidentales aliados desembarcaron en el norte de Francia en lo que fue la operación anfibia más grande jamás realizada, la Operación Overlord.Cuales eran las armas intimidatorias de las que hacia uso Hitler para anular a todos sus oponentes???. Básicamente hacía uso de las cárceles y campos de concentración para dicho fin aunque Hitler creó la Gestapo (su policia secreta) con el fin de obtener un control absoluto sobre el pueblo. El desarrollo de la industría dedicada a la guerra consiguió eliminar el desempleo lo que convenció al pueblo de que Hitler era el mejor candidato posible para sacar a Alemania de las crisis internas. La verdad intención de Hitler con este hecho no fue otro que utilizar al pueblo como la mayor arma para aumentar su poder por toda Europa.

    El 20 de julio de 1944 Rommel es implicado en un atentado contra Hitler cuando se celebraba una junta de Estado Mayor. Debido a esa acusación se le concede a Rommel dos opciones: ser juzgado como traidor y sufrir la humillación tanto propia como de su familia o suicidarse. La muerte de Rommel pasó a ser una de las más trágicas debido a que decidió suicidarse el 14 de octubre de 1944 y, de esta forma, que su familia pudiese vivir tranquila. Gracias a todos los servicios prestados a su nación Alemania Hitler le otorga el reconomiento de un funeral con todos los honores como corresponde a un Mariscal de Reich..

    imera Dama en las últimas horas del Tercer Reich, conocida por ser la amante y única esposa legal de Adolf Hitler.Eva Anna Paula Hitler[ Hitler no se mostraba en público con ella por razones de prestigio, y tampoco en círculos restringidos si había alguna visita importante,

    Era una mujer atlética, de una atractiva belleza pasiva, risueña y alegre, muy dada a participar de las fiestas sociales, aunque odiaba las reuniones políticas nazis, precisamente por no poseer la condición de esposa del Führer, Hitler confidenció a algunos íntimos que Eva Braun no era muy inteligente y que eso era conveniente para él.

    Hitler no se mostraba en público con ella por razones de prestigio, y tampoco en círculos restringidos si había alguna visita importante, así que pasaba el tiempo encerrada en los apartamentos de Hitler de Berlín, Múnich o en el Berghof. Cuando dejaba que apareciese a su lado la trataba como a una reina, y ademas de respetarla, siempre estuvo pendiente de que nadie le hiciera daño, porque en realidad la amaba.

    Hitler confió a su amigo Himmler que al morir volvería a reencarnar y que se casaría en la próxima vida con Eva Braun, “ya que en estas épocas le era imposible”, denotando las crencias espirituales del dictador.En pleno sitio, estando a unos centenares de metros las fuerzas rusas, Hitler contrajo nupcias el 29 de abril de 1945. El día siguiente, ambos ingresaron en el despacho; antes Hitler manda fusilar al cuñado de Eva, Hermann Fegelein, por intento de evasión y complicidad con Himmler en su traición. Ella al ser informada de este incidente, Eva interviene ante Hitler.Diciéndole: —Es joven, y su mujer espera un hijo, el único de la familia —implora—. No querrás que sea un huérfano. Hitler ordena su ejecución, y dice a Eva: —Es un traidor. Hay que ser implacable. No olvides a Mussolini y Ciano. Eva, impresionada por aquel paralelo histórico, deja de oponerse. —Tú eres el Führer —le dice—. Los asuntos de familia no tienen ya importancia.

    Aquel día, Hitler almorzó en compañía de sus secretarias en un silencioso ambiente y después del almuerzo, el cual fue servido por Constanze Manziarly, hizo matar a su perra Blondie. Luego dio a su ayudante Otto Günsche instrucciones estrictas sobre la cremación de su cuerpo y el de su esposa, probablemente para evitar que fueran exhibidos como «trofeos de guerra», recordando el ultraje del cadáver de su amigo Benito Mussolini, que fue colgado desnudo boca abajo junto con el de su amante en una gasolinera de Milán, donde fue golpeado, escupido y despreciado durante días. El siguiente relato procede del testimonio de Günsche:

    “Hitler se retiró a eso de las 16 horas junto con Eva Braun a su despacho privado contiguo a la sala de mapas y Otto Günsche se paró frente al despacho esperando el momento de entrar; le acompañaba Linge. Se sintió un disparo ahogado y Günsche esperó unos 15 minutos de acuerdo a instrucciones; posteriormente Linge ingresó a la habitación de dos ambientes. Hitler estaba recostado a un extremo del sofá con un tiro en la sien, con salida de proyectil, de la cual aún manaba sangre, su boca tenía una grotesca mueca.

    Según Günsche y Linge, Eva Braun estaba recostada al otro extremo con los ojos abiertos y una mueca de dolor en su rostro, una pistola estaba en la mesa a su disposición, pero no alcanzó a usarla, pues el cianuro suministrado por el médico personal de Hitler, Ludwig Stumpfegger, había sido rápido.

    En efecto, Linge siguió a Günsche al entrar al compartimiento de Hitler, y una vez confirmada su muerte, levantó los cuerpos envueltos en una alfombra y los sacó al patio trasero de la Cancillería, en unos momentos en que llovían obuses rusos por doquier.

    Günsche depositó ambos cuerpos en un orificio de obús, los roció con unos 200 l de gasolina y les prendió fuego. Mientras se consumían, unos cuantos testigos, entre ellos Martin Bormann, Goebbels, realizaron un nervioso y acongojado saludo militar, mas un obús que estalló cerca les obligó a volver al búnker sin verificar la total consumación de la incineración.Como punto final diremos que Hitler se suicidó el 30 de Abril de 1945 en Berlín junto con su mujer (se casaron el día anterior) Eva Braun dejando tras de si una Alemania invadida,en ruinas y derrotada.

    A principios de 1945 Goering reclamó el poder del partido ya que, segun se cree, malinterpretó una decisión de Hitler de quedarse en un búnker de Berlín como una perdida del poder. Debido a este hecho, Goering fue tachado de traidor y se le arrebató todos sus poderes además de encarcelado. El 9 de mayo de 1945 Goering es capturado por las fuerzas aliadas lo que le enfrentaba a un juicio militar en Nuremberg en 1946. Fue acusado de conspiración para crear la guerra, crímenes contra la humanidad y la paz. Como consecuencia de sus actos Goering fue sentenciado a sufrir la pena de muerte mediante un ahorcamiento. Dicho ahorcamiento nunca llegó a producirse ya que, como otros muchos militares alemanes, Hermann Göring consiguió suicidarse debido a la ingestión de veneno el dia 15 de octubre de 1946.

    ABEL REYES TELLEZ
    PRESIDENTE NACIONAL
    PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE PSC.
    HISTORIADOR TEOLOGO ESCRITOR CRISTIANO.
    TELFAX 505 2493460
    EMAIL: PSCNICARAGUA@HOTMAIL.COM
    MANAGUA NICARAGUA.

  • ABEL REYES TELLEZ

    EL BIEN COMUN PRINCIPIO SOCIAL CRISTIANO

    Aunque podemos tener una idea general de qué es la doctrina social cristiana , a menudo resulta más simple eliminar las nociones falsas comenzando con lo que no es. la doctrina social se enfrenta seriamente con las realidades y estructuras existentes, y los desafíos de la humanidad para buscar soluciones a las situaciones sociales, políticas y económicas, dignas de la dignidad humana, de manera que se cree un sano grado de tensión entre las realidades temporales que encontramos y el ideal del Evangelio. La doctrina social cristiana pertenece al marco de la teología y especialmente de la teología moral Es un conjunto de principios, criterios y directrices de acción, con el objeto de interpretar las realidades sociales, culturales, económicas y políticas, determinando su conformidad o inconformidad con las enseñanzas del Evangelio sobre la persona humana y su vocación terrenal y trascendente. Principios y valores fundamentales. La doctrina social adquiere sus principios básicos de la teología y la filosofía, con ayuda de las ciencias humanas y sociales que la complementan. Estos principios incluyen la dignidad de la persona humana, el bien común, la solidaridad, la participación, la propiedad privada, y el destino universal de los bienes. Los valores fundamentales incluyen la verdad, la libertad, la justicia, la caridad y la paz.

    Directrices de acción: opiniones contingentes sobre acontecimientos históricos. Esto no es una deducción lógica y necesaria que surja de los principios, sino también el resultado de la experiencia pastoral de la Iglesia y de la percepción cristiana de la realidad; la opción preferencial por el pobre, el diálogo, y el respeto por la autonomía legítima de las realidades políticas, económicas y sociales. Ejemplo: sugerencias de condonación de la deuda internacional, reformas agrícolas, creación de cooperativas,El primer fundamento de la enseñanza social católica es el mandamiento de Jesús de amar: Ama a Dios sobre todas las cosas y ama a tu prójimo como te amas a ti mismo. Éste es el fundamento de toda la moral cristiana y, por lo mismo, de la doctrina social de la Iglesia que es parte de esta moral. Jesús decía que el doble mandamiento del amor no es sólo el primero y más importante de todos los mandamientos, sino también el resumen o compendio de todas las leyes de Dios ,inspirado en los valores de la libertad, la democracia, la tolerancia y el humanismo cristiano de tradición occidental” y “defiende la dignidad del ser humano y los derechos y libertades que le son inherentes
    La democracia-cristiana acepta como legítimo el sentimiento nacional y el patriotismo. Lo que no es aceptable para un demócrata-cristiano es el creer que no existen otras asociaciones diferentes que deben tomarse en cuenta dentro del contexto universal. Existe una comunidad de naciones que está unida por vínculos de solidaridad y de justicia social internacional. Para la democracia cristiana el desarrollo actual de la técnica, los problemas económicos y sociales no podrán resolverse si antes no se realiza un proceso de integración en un ente internacional o supra- nacional.

    La democracia social cristiana considera igualmente el que las naciones deben integrarse en tres procesos diferentes: una integración económica, una social y cultural y, de ser posible, una integración política.

    En esta forma, la democracia social cristiana concibe una descentralizada división de poderes, al mismo tiempo que defiende la existencia entre el individuo y el Estado, de otras sociedades cuyo regular funcionamiento garantiza la plenitud de una democracia orgánica. Estas sociedades son de dos tipos: Naturales unas y otras de Creación por la Ley y ambas cumplen una finalidad cuya trascendencia es para la Democracia Social Cristiana imponderable.

    El pluralismo social y jurídico señala que cada uno de los cuerpos intermedios tiene un fin humano, propio de los mismos, que hay que respetar. En esta forma, el hombre con su libertad, forma la familia. Por ello, la democracia cristiana defiende, en primer lugar la integridad de la familia contra todos los intentos de disolución que le amenazan.

    El reconocimiento de los cuerpos intermediarios entre los individuos y el Estado, que son las organizaciones profesionales, es una idea clave en la doctrina social cristiana. Ésta le reconoce ventajas inapreciables: se halla más próximo que el Estado a las verdaderas necesidades del hombre y respeta más la persona; procura y reparte mejor las iniciativas y las responsabilidades; en fin, descongestiona al Estado. Por ello, los documentos de esta doctrina social cristiana han dado siempre tanta importancia a la organización profesional, que descansa en tres elementos: el s., la corporación profesional y la existencia de un estatuto de derecho público,
    Principios cristianos que deben inspirar la política sindical. La idea central de la doctrina sindical cristiana que domina todos los pormenores de esta doctrina y le da su carácter moral, es la idea cristiana del hombre: criatura racional llamada a un fin personal sobrenatural, que ha de vivir en sociedad y utilizar los bienes materiales. Para alcanzar ese fin es muy útil y a veces indispensable la sociedad profesional organizada, que puede prestar grandes servicios a las otras sociedades (a la Iglesia, a la familia, a la nación), haciendo que la persona humana se desarrolle rectamente en el uso de aquellos medios convenientes y necesarios y que tenga fácil acceso a ellos. La organización sindical es una institución cuyo campo de acción es de orden económico-social, y, por tanto, en gran parte técnico, pero que, por referirse al hombre, está subordinado a la moral y la religión. Por eso, y como ya hemos apuntado, la acción sindical ha de estar orientada al bien común, inspirada por la justicia y la caridad, estructurada sobre la base del respeto a la persona y a la convivencia humana, etc. Con respecto, más concretamente, a la estructura sindical, lo vital del pensamiento orientador de la doctrina social cristiana se centra en cuatro principios fundamentales: el de representatividad, el de autonomía, el de participación y el de libertad de actuación. Sin una vigencia efectiva de estos cuatro principios no habría un auténtico sindicalismo que mereciera este nombre, y menos aún un sindicalismo inspirado en la doctrina social cristiana
    Bien Común es lo que preserva, asegura y propicia el desarrollo de los diversos bienes particulares, los cuales se ordenan con base en él. La realización del Bien Común simultáneamente implica la justicia, la seguridad, la defensa del interés general, el respeto y la protección de la persona y sus derechos.
    Sin embargo, el Bien Común tiene un límite. El Bien Común siendo inmanente o temporal no es limitado ni absoluto. La sociedad jamás puede exigirle al hombre el sacrificio de su personalidad, ni arrebatarle sus derechos naturales, ni pedirle que haga el mal, porque el Bien Común es algo moralmente bueno. Por ello, no debe confundirse con el llamado Bien Común del Estado que es uno de los elementos del Bien Común Separado como lo llama Maritain. Los derechos naturales de la persona han de merecer respeto por parte del Estado, el cual debe integrar, sin anular, ni eliminar, a todas las otras sociedades (intermedias entre el Estado y el individuo) y las iniciativas privadas que tiendan a favorecer la perfección de la persona humana. Si se actúa de otro modo, no puede ser alcanzado el Bien Común.

    Bien común es el conjunto de condiciones de la vida social que permiten que las asociaciones y cada uno de sus miembros alcancen de manera más fácil e íntegra la perfección que les corresponde.
    Jacques Maritain es sin duda, uno de los filósofos que ha ejercido mayor influencia en el pensamiento cristiano del mundo entero y en la mentalidad socialcristiana de América Latina. Los estudios tomistas deben a él y a Etienne Gilson principalmente, el espíritu de renovación que tanto ha significado en el mundo occidental.La preocupación del pensamiento maritainiano es aunar, reconocer, absorber, dentro de una concepción ecuménica capaz de permitir la búsqueda de las ovejas perdidas, la convivencia con los hermanos separados. Es una preocupación pastoral en la misma línea que un siglo antes en Roma, la Habana y otros lugares de América, habían tenido preocupaciones similares los Varela, los Díaz de Gamarra y tantos otros afiliados a tesis eclécticas o electivas. Vale decir selectivas. Sólo que en Maritain el propósito no es tanto alcanzar una síntesis sino un mosaico. No totalizar – de ahí su fobia a todo totalitarismo – sino particularizar, reconocer que la cordillera supone, por definición cumbres diversas. Su apelación a la analogía es continua. Su rechazo de la identificación es permanente. No hay luz sin sombras ni sombras sin luz. No cree posible ontologizar las antítesis, pero cree que deben coexistir en todo panorama.El fin de la sociedad política es perseguir el bien común. Pero este bien común no es la mera suma de los bienes particulares, pues, como Aristóteles nos enseña, “incluso en el orden matemático seis es algo más que tres más tres”. Es decir que el número seis tiene vigencia propia e independiente de los sumandos, e incluso puede ser resultado de otros diferentes. Y a su vez puede combinarse con entidad propia en la serie de los números en cifras de valor absoluto y relativo ad infinitum. El hombre del humanismo cristiano – dice Maritain – sabe que la vida política aspira a un bien común superior a una mera colección de bienes individuales… que la obra común debe tender, sobre todo, a mejorar la vida humana misma, a hacer posible que todos vivan en la tierra como hombres libres y gocen de los frutos de la cultura y del espíritu… aprecia la libertad como algo que hay que ser merecedor; comprende la igualdad esencial que hay entre él y los otros hombres y la manifiesta en el respeto y en la fraternidad; y ve en la justicia la fuerza de conservación de la comunidad política y el requisito previo que llevando a los no iguales a la igualdad, “hace posible que nazca la fraternidad cívica…”
    Maritain cree que la democracia ha de ser más que una etiqueta, más que una mera forma, un verdadero estilo de vida, toda una concepción cultural del universo. Existe una democracia verbalista, demagógica, que decepciona a los pueblos que no se sienten representados por sus dirigentes. No se vive el propósito igualitario ni participativo. El pueblo no opina, ni decide aunque aparentemente vote. Sólo sufraga, es decir, paga los gastos de la burocracia estatal. Los partidos demócratas cristianos deben ser populares aunque no clasistas, pero mirar con honda simpatía a las clases más desvalidas de la comunidad política y promover su ascensión, no con sentido paternalista, sino para que sea sujeto de sus propias decisiones.”inspiración cristiana”, en buena parte por influencia maritainiana. Incluso al calificar de cristiana la democracia parece subrayarse esta idea. Dentro de las filas del propio social-cristianismo la cuestión del nombre ya ha sido muy debatida. Y de hecho algunos de estos grupos políticos han desechado la etiqueta por cuanto compromete y responsabiliza a los miembros en esta cuestión.Pero para Maritain, el éxito inmediato que alienta el maquiavelismo no es más que una ilusión. Puede ser que el mal y la injusticia triunfen de esa forma, pero solo para provecho de un hombre. Nunca de la sociedad. Ni es tampoco fruto duradero como corresponde al bien común. Más bien fuente de males. Mussolini escribió un prefacio para una edición de ‘El Príncipe’ cuando se creyó en el apogeo de su gloria. Veinte años más tarde vimos como toda aquella aparente exitosa irradiación del poder se volvía tensión, derrotismo y violenta caída en una nación destruida. Pero, aún así, hay que advertir que muchos de los éxitos de la Italia en ascenso fueron debidos también a factores que escapaban al mero maquiavelismo.

    Para Maritain los grandes representantes del ‘maquiavelismo contemporáneo absoluto son el fascismo, el nazismo y el comunismo. Son los verdaderos maquiavelismos, los que devoran a ‘los otros más moderados o tolerables.

    La conciencia moral no es suficiente si al mismo tiempo no implica una conciencia religiosa. Pero la política cristiana no es teocrática ni clerical ni es política de pseudodebilidad evangélica y de no resistencia al mal. Sus armas son la justicia real y concreta, la fuerza, la perspicacia y la prudencia. Ha de empuñar la espada, atributo del Estado, pero sabiendo que la paz es fruto no solo de la justicia sino del amor.
    Participar y Decidir el Bien Común en la Justicia y la Paz
    Si permanecen fieles a mi palabra, ustedes serán verdaderamente mis discípulos; así conocerán la verdad y la verdad los hará libres LA BIBLIA (JUAN. 8, 31-32).
    La democracia es fundamentalmente un “ordenamiento”, y como tal, un instrumento y no un fin. Su carácter “moral” no es automático, sino que depende de su conformidad con la ley moral a la que, como cualquier otro comportamiento humano, debe someterse; esto es, depende de la moralidad de los fines que persigue y de los medios de que se sirve
    Hacia la consolidación de la Democracia
    La democracia participativa, con soberanía suficiente para negociar de tú a tú, con el resto de las naciones; anhela tener un gobierno que garantice el respeto irrestricto a los derechos humanos y tenga como prioridad el ejercicio de la justicia social; un gobierno que se conduzca haciendo valer el estado de derecho y que imparta justicia superando cualquier intento de corrupción; un gobierno que someta la delincuencia dentro de los cauces de la legalidad; nuestro Pueblo anhela un gobierno que se respete a sí mismo y gane la autoridad moral ante el pueblo por buscar primero y, ante todo, el bien común.
    Participación ciudadana Todo proceso electoral y democrático deberá desembocar en un proyecto al Servicio de la Nación, y no de los intereses de los Partidos y Grupos Políticos. Todo creyente tiene el deber inmediato e inexcusable de colaborar en favor de un orden justo en la sociedad, configurar rectamente la vida social y animar todas y cada una de las actividades políticas que le corresponda viviéndolas “como caridad social”. Debe hacer presente en nuestra cultura y, por tanto, en su vida cotidiana los valores universales de la dignidad de la persona humana, el respeto a los derechos humanos, la búsqueda del bien común, el cuidado del medio ambiente, la verdad, la justicia, la libertad, el amor, la solidaridad, la tolerancia y la paz. Sin estos valores que, por cierto, tienen una profunda raigambre cristiana, nuestra sobrevivencia y convivencia estarán en peligro.
    Además de presentarse con voluntad de servir y no de beneficiarse del poder; deberán mostrar coherencia básica entre su conducta y los principios morales necesarios para desempeñar su misión. Confiamos que, de forma transparente e integral, los candidatos presentarán al electorado su proyecto de gobierno, basado en una valoración ética sobre el estilo de desarrollo y estableciendo los problemas que nuestra sociedad debe solucionar y los métodos para enfrentarlos.La conciencia cristiana bien formada ejerce el voto de modo que la realización de un programa político o la aprobación de una ley particular sean coherentes con la fe y la moral y no dañen el bien de las personas y las instituciones. Frente a ambos aspectos, es necesaria una formación del criterio y una reflexión profunda, ya que ni en las elecciones ni en ningún otro aspecto de la vida pública, podemos prescindir de las exigencias éticas fundamentales e irrenunciables de la fe, pues “los creyentes deben saber que está en juego la esencia del orden moral, que concierne al bien integral de la persona” De esto surge también el perfil idóneo de quienes ocuparán la presidencia del país y las diferentes responsabilidades en los cuerpos legislativos. El análisis del currículum personal de los candidatos es a menudo un instrumento importante para llevar a cabo este discernimiento.
    El Bien Común es concreto, porque siempre es una realidad tangible, un medio organizado conforme a los mejores recursos del momento. El Estado tiene como misión cuidar directamente, mediante una amplia planificación y coordinación de la cooperación social, todas las necesidades existenciales de sus miembros, contando con una amplia gama de políticas públicas además de un amplio sistema de derechos humanos que protejan a las personas en todas las eventualidades de la vida, proporcionándoles la ayuda que necesitan. Los bienes y organizaciones de carácter público, sumados en armonía, son necesarios para que los individuos, como miembros de la colectividad, cumplan su destino temporal y eterno generando el mayor bien posible.

    Es perfectible y dinámico, porque siempre es mejorable y parcialmente realizado, pero jamás perfectamente alcanzado. Al lograr metas, surgen de inmediato nuevos retos; trabajar y hacer política de bien común en Acción Nacional es tarea permanente.
    El Bien Común, como elemento fundamental de la estructura de toda comunidad, implica que gracias al don de la sana convivencia social fundamentada en la amistad, se genera cultura. La cultura es fruto de la acción del hombre, donde quiera que éste se encuentre en el mundo. La cultura humaniza, ya que es el conjunto de significados y valores que le dan sentido de pertenencia y destino a una comunidad. Los hombres y mujeres de todo grupo y nación deben tomar conciencia de que ellos son los autores y promotores de los valores culturales de su comunidad para que estos no decaigan.Sin efectivas garantías de los derechos fundamentales del ser humano, no cabe realización alguna del Bien Común, y sin democracia participativa decae el perfeccionamiento continuo de la comunidad en la búsqueda de su bien propio. La justicia social se promueve mediante la participación de todos en la definición, construcción, realización y disfrute del bien común; su definición en común es lo que constituye la democracia participativa.El Bien Común facilita el despliegue de la persona y el establecimiento de espacios culturales para el ser humano. La máxima expresión del mismo, es un orden social cooperativo y solidario en el que las personas vivan a plenitud el bien ser, el bien hacer y el bien estar, garantizando que las generaciones por venir también tengan acceso a estas posibilidades plenificadoras.
    el bien común nacional y universal exigen esa presencia inmediata y activa, que coopere a restaurar el sentido de unidad y hermandad en la convivencia y el equilibrio de valores que la misma crisis actual coloca en falsas oposiciones, tales como persona y sociedad, libertad y autoridad, trabajo y capital, justicia y libertad.
    Este deber cívico es también una obligación de testimonio y un mandato de caridad, que no se pueden cumplir suficientemente con la sola labor doctrinaria, pues su propia razón de ser está en su realización práctica.
    Ello significa la necesidad permanente de actuar en el terreno político, necesidad más justificada aún en nuestros tiempos y en nuestra Patria, en que la política en sentido amplio es el cauce natural para solucionar los problemas temporales de la comunidad.
    Estamos convencidos de la urgencia y posibilidad de instaurar una política nutrida ante todo en los valores espirituales, fundada en la buena voluntad cívica y vivificada por la libertad y la justicia; una política de unión en los fines supremos y de tolerancia en la diversidad de los medios honestos con terminante exclusión de la violencia; en fin, una política que merezca ser llamada ciencia, arte y virtud del bien común.
    Creemos igualmente que tal empresa sólo puede inspirarse y sostenerse en los principios sociales del cristianismo,

    ABEL REYES TELLEZ
    PRESIDENTE NACIONAL
    PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE PSC.
    HISTORIADOR TEOLOGO CRISTIANO.
    TELFAX 505 22493460
    EMAIL: PSCNICARAGUA@HOTMAIL.COM
    MANAGUA NICARAGUA.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.