Kabobfest dirige nuestra atención hacia la mujer más vieja aún viva -una mujer palestina, nacida en 1888, que vive en Israel.